jueves, 15 de agosto de 2013

¿ASCENDIÓ MARÍA AL CIELO?

Post de la págima Catolicismo, Mezcla Religiosa.
Dentro de la Mariolatría del Romanismo,  hay curas que rayan en la blasfemia. Algo que a todos los que amamos la revelación de las Escrituras nos debiera llamar la atención.
EL Romanismo ha lanzado un post que si no tienes cuidado de ver de qué se trata, pensarías que es la diosa falsa de Babilonia, adorando al dios sol. Pero no. Es la asunción de María.
No se necesita ser teólogo para captar que los cuatro dogmas marianos son la mejor denuncia propia del Romanismo para declararse anti-cristiano. Entre más mariano es el católico, menos cristiano, porque pisotea la Palabra de Dios y blasfema contra JESUCRISTO el Salvador que pagó el precio perfecto para la salvación de todos cuantos creemos en El.
He aquí los dogmas marianos, contrarios a la Palabra de Dios:
 - La Inmaculada Concepción, proclamado el 8 de Diciembre de 1854 en la Bula "Inefabilis Deus" por el Papa Pío IX.

-La Virginidad perpetua de María, proclamado en el Concilio de Constantinopla S IV y en el II Concilio de Letrán.

-La Maternidad Divina, proclamada en el Concilio de Éfeso 431 por el Papa Celestino I.

- La Asunción al cielo proclamado en 1950 por Pío XII.
La reina del cielo egipcia

Es evidente que la Religión Católica Apostólica Romana, no fue fundada por Jesucristo. Es hasta el siglo IV cuando surge un proceso interminable de asimilación de todo el bagaje pagano de dioses y leyendas.

Es evidente que antes del cristianismo, ya habían diosas falsas entre los pueblos paganos, a las que les llamaban “reina del cielo” Como lo asienta Jeremías 44:17:” sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la REINA del cielo, derramándole libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno”.

El Romanismo de una manera descarada plagia esa expresión idolátrica y se la injerta a un mito que ha ido tejiendo en torno a la Semiramis “cristianizada” que no a MARIA LA MADRE DEL SEÑOR JESÚS.

Expresiones como “MADRE Y VIRGEN”,  “reina del cielo” , “nuestra señora de los mares”, “mediadora”, “madonna”, “madre de Dios” y otros más –que antes se atribuían a la diosa-madre pagana- fueron poco a poco aplicados a María.
Tales títulos indican claramente que el supuesto culto a María de hoy es en realidad una continuación del culto a la diosa pagana. Pero existen todavía más pruebas que se pueden observar en la forma en que se representa a María en el “arte” de la Iglesia apóstata eran propias de la jerarquía religiosa de los Efesios. De cuya diosa Diana estaban orgullosos los de Asia Menor y tenían una basílica para esa diosa y gritaban que nadie esculpió ese ídolo, que cayó del cielo y era indestructible. Pero ahora solo quedan ruinas de esa grandeza religiosa como sucederá con el Vaticano y la Basílica de Guadalupe.

Transcribo a continuación un fragmento del libro: Babilonia, Misterio Religioso: “Uno de los ejemplos más sobresalientes de cómo el paganismo babilónico ha continuado hasta nuestros días,
puede verse en la forma en que la Iglesia Romana inventó el culto a María, para reemplazar el antiguo culto a la diosa –
madre de Babilonia. Como dijimos en el capítulo anterior, después de la muerte de Nimrod, su adúltera esposa dio a luz
a un hijo del que afirmó había sido concebido sobrenaturalmente. Proclamó que éste era un dios-hijo; que era Nimrod
mismo, su líder, que había renacido y que tanto ella como su hijo eran divinos.7 Esta historia era ampliamente conocida
en la antigua Babilonia y se desarrolló en un culto bien establecido, el culto de la madre y el
hijo. Numerosos monumentos de Babilonia muestran la diosa madre Semiramis con su hijo
Tammuz en sus brazos.8 (Véase ilustración)
Ahora, cuando el pueblo de Babilonia fue disperso en las varias áreas de la tierra,
llevaron consigo el culto a la divina madre y al dios-hijo. Esto explica por qué todas las
naciones en tiempos pasados adoraban a la divina madre y a su hijo de una u otra forma, ¡aún
siglos antes de que el verdadero Salvador, nuestro Señor Jesucristo naciera en este mundo! En
los diversos países donde se extendió este culto, la madre y el hijo eran llamados de diferentes
nombres debido a la división de los lenguajes en Babel, pero la historia básica seguía siendo la
misma.
Entre los chinos, se llamaba ala diosa madre “Shingmoo” o “Santa madre”, y se
representa con un niño en los brazos y rayos de gloria alrededor de su cabeza.9 Los germanos
veneraban a la virgen “Hertha” con un niño en los brazos. Los escandinavos la llaman “Disa y
también la presentaban con el niño en brazos. Los etruscos la llamaban “Nutria”; en India, la
“Indrani”, que también era representada con un niño en los brazos, y también, entre los
druidas, adoraban a la “Virgo Paritura” como a la “Madre de
Dios”.10
La madre babilónica era conocida como “Afrodita” o “Ceres”, por los griegos; Nana,
por los sumerios, y como “Venus” o “Fortuna” por sus devotos en los viejos días de
Roma; su hijo era conocido como “Júpiter”11. La ilustración muestra a la madre y al hijo
como Devaki y Crishna (Krishna).
Por algún tiempo, Isi, la “gran diosa” y su hijo Iswara, han sido venerados en la
Semiramis, madre de dios.
India, donde se han erigido grandes templos para su culto12. En Asia la madre era
conocida como “Cibeles”, y su hijo “Deoius”. “Pero no tomando en cuenta su nombre o
lugar – dice un escritor -. Era la esposa de Baal, la reina-virgen del cielo quien dio fruto
sin haber concebido.” 13
Cuando los hijos de Israel cayeron en apostasía, ellos también se descarriaron
con este culto de la diosa-madre. Como podemos leer
en el libro de Jueces 2:13, “Y dejaron a Jehová y
adoraron a Baal y a Astaroth”. Astaroth era el nombre
bajo el cual la diosa era conocida por los hijos de
Israel. Da vergüenza el pensar que aun aunque
aquellos que conocían al Dios verdadero, se alejaban de Él y adoraban a la madre
pagana. Pero eso es exactamente lo que hicieron”


Alerta pueblo de Dios: Ya hay comisiones inter confesionales, para estudiar de qué manera cristianos evangélicos y católicos encuentran puntos de coincidencia en la veneración de María. Por lo pronto la Iglesia Anglicana ya está promoviendo el uso del Rosario entre sus feligreses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada