sábado, 5 de abril de 2014

JUAN DIEGO NO ES DE LA DEVOCIÓN DE LOS MEXICANOS

UN ROTUNDO FRACASO DE JUAN PABLO II Y LOS CURAS CUADALUPANOS.
Apóstol Dr. gabriel Sánchez Velázquez
ministrando en FIladelfia GAM
Juan Pablo II proclamó públicamente la santidad de Juan Diego en una  Misa de Canonización en la Basílica  de  Guadalupe en México el 31 de julio, 2002. Su fiesta la fijó el mismo el papa romano el 9 de diciembre porque ése día, según el mito, Juan Diego tuvo la  primera aparición de la diosa Guadalupe.
La leyenda que inventó el cura Pedro Sánchez más de un siglo después de los hechos que pretende describir y que lo intituló NICAN MO POHUA (Aquí se cuenta), dice que Juan Diego era un indio tan devoto que fue a misa el 9, el 10, el 11 de diciembrte  y regresó a misa el 12 de diciembre.
 Es del todo inverosímil que un indio que vive en Cuautitlán camine hasta Tlatelolco cuatro veces en menos de una semana, porque aparte de ser esclavo, ahora mismo los más fanáticos católicos guadalupanos no van cuatro veces a la semana a “ver” a la virgen.
Según la leyenda Juan Diego vio a la diosa guadalupana el sábado 9 de diciembre de 1531 en la mañana y por la tarde, el domingo 10 por la mañana y el martes 12 por la mañana.
La leyenda dice que Juan Diego vino a buscar un sacerdote que auxiliara a su tío Bernardino. También es algo traído de los cabellos ya que en Tlatelolco se inauguró la Parroquia hasta 1527. Y es impensable que un indio desde Cuautitlán venga a buscar a un sacerdote para que auxilie a un familiar. ¿Por qué? Porque los españoles vivían dentro de la ciudad de México y los indios a su alrededor como podían y donde podían. Los primeros diez años después de la conquista solo hubo masacres, y escaramuzas bélicas de parte de los indios.
La parroquia de Santiago Tlatelolco fue erigida después de la conquista del 13 de agosto de 1521, los vencedores eligieron el lugar donde los mexicas habían resistido los embates militares por más de 80 días.
En enero de 1522, Hernán Cortés decidió la construcción de la ciudad de México y al mismo tiempo borrar toda huella que recordara la grandeza de los vencidos. Designó a Tlatelolco como señorío de indígenas bajo el mando de Cuauhtémoc y el nombre de Santiago.
En 1527 se inauguró la primera parroquia en Tlatelolco, la cual fue construida con las piedras del Templo Mayor prehispánico. La iglesia se dedicó a Santiago, el santo patrono de las huestes de Cortés, y quedó al cuidado de los franciscanos.
En el año de 1531, diez años después de la llegada de los españoles en conquista deTenochtitlán los vencedores creían apagado el culto a los dioses indígenas,   cuyos Teocalis habían sido demolidos uno a uno por las manos  del  conquistador sin sentido del derecho ajeno.
Nuestra gran Tenochtitlán  ahora esta divida   en vencedores y vencidos, los 78 grandes palacios,  ahora   profanados ya convertidos en  residencias de conquistadores, y los vencidos ahora viven como pueden  en las afueras de la destruida ciudad de los palacios.

Los   frailes franciscanos que habían presagiado  que la conversión de los hijos del Anáhuac iba a ser completa y  deseada por parte de los pobladores de la ahora Nueva España,  muy pronto se dieron cuenta de que los mexicas no eran aquellos salvajes que imaginaban y  que no aceptaban ídolos  ajenos.
 
El tremendo "milagro" que el Papa Juan Pablo II
hizo con el indio Juan Diego (que jamás existió)
fue cambiar sus rasgos indios por los rasgos de
un bien parecido español con barba tupida. 
Así  que diez años después de la caída del gran Imperio Azteca, sólo había ruinas, y un casi nulo número  de indios asistiendo a misa.
Apenas siete años atrás, llegaron los primeros franciscanos qué traían la encomienda de obligar al indio a hacerse católico romano y dejar sus ídolos, por otros que el Romanismo les impondría. Así se substituye a Tonantzin por Guadalupe.

EL TEPEYAC ANTES DE LOS ESPAÑOLES.

El Tepeyac era el centro del culto a la diosa de la tierra, antes de la llegada de los españoles. En la imagen adjunta, la más famosa efigie de Coatuicue, procedente del Templo Mayor de Tenochtitlán.
En esta eminencia geográfica localizada en lo que fuera la rivera occidental del Lago de Texcoco, se encontraba el santuario más importante de la divinidad náhuatl. Era la diosa de la tierra y la fertilidad.  EL nombre de esta diosa era Coatlicue (Del Nahuatl cóatl serpiente y cuéitl falda. O sea la señora de la falda con serpientes.


También se conocía como Teteoinan (Del Nahuatl téotl-dios y nan.madre); o sea madre de los dioses. Y también Tonantzin, (del náhuatl To-nuestra nan-madre y el sufijo tzin- venerable o respétada.
Nada extraño que los españoles hayan colocado allí mismo a Guadalupe, la diosa de Extremadura España de donde llegó Hernán Cortés; y al ver  que los indios la rechazaban, idearon pintar una diosa morera. Hasta allí las cosas.

 Demasiado tardía es la invención de la leyenda de las apariciones. La primera publicación del Nican Mopohua se realizó en 1649, por el bachiller Luis Lasso de la Vega, aunque los curas alegan que es una obra más antigua. Pero el hecho histórico allí está.La leyenda les ha salido casi bien a los curas, si no fuera por las inexactitudes históricas. Como ésta: Cuando los curas aseguran que en 1531 se aparece la guadalupana, y que el tal Juan Diego que no existió,  se la lleva a Fray Juan de Zumarraga a Tlatelolco, Fran Juan de Zumárraga está en España todo ese año. Y en todos los escritos de Juan de Zumarraga, jamás hace mención de las apariciones ni de la tal Guadalupana.

Los curas hicieron substituciones  en todos los Teocalis indígenas. En Amecameca en donde se adoraba a Teoamatl pusieron al Padre Jesús; en Chalma, en donde se adoraba a "Oxtoteotl" pusieron al Cristo de Chalma.
 La veneración guadalupana fue floreciendo de manera muy lenta. En los mismos anales del Romanismo en donde se habla de testamentos a la diosa guadalupana, hay españoles que dejaban cinco pesos, dos pesos….porque se trataba de una diosa menor.

Aunque debes saber que todavía en 1810, cuando el ejército realista peleó contra los insurgentes, la guadalupana era relegada, y la Virgen de Prestigio era la de los Remedios.
Voytila hizo un ídolo más en México con Juan Diego, pero el milagro es tan grande que el ídolo actual tiene pelo ondulado, barba tupida y nariz recta… O sea, se trata de un indio con rasgos españoles como obra y gracia de la virgen.
Sin embargo, los católicos más sencillos perciben la mentira del supuesto santo, que no lo veneran.
Ya hace 12 años, el 31 de julio de 2002, el pontífice romano hizo santo a un personaje legendario, cuyo nombre inventado es Juan Diego Cuautlatoatzin.
Su santuario nacional que era un cine sobre Insurgentes, y que se le dio a la religión católica como comodato está sin techo. En catorce  años 80 0 90 millones de católicos no han podido ni techar el templo de su diosito Juandieguito.
¿de que estamos hablando? De una aberración pontificia y un descalabro clerical.
Cuatutlicue vive en la mazcla pintada de Guadalupe. Parte de
los elementos son los que trajeron de la Guadalupana de
Extremadura España, de donde era oriundo Hernàn Cortés y
la otra de los elementos indios de la diosa madre de los
pueblos nahuas.
Pasa por el "santuario nacional de Juan Diego" que era un cine, repito,  en Insurgentes y Montevideo, y que el clero bajo presión obtuvo como todo lo que le agrada de "a gratis", y después de más de una década no le ha podido poner ni láminas de cartón. Esperando que algún católico rico que no quiera pasar mucho tiempo en el purgatorio después de muerto, desembolse algunos millones para darle al santuario nacional "una mano e gato"
Se trata de un edificio viejo, abandonado y desolado. Que de ninguna manera refleja el fervor religioso de los católicos mexicanos, apenas superados por los budistas con sus procesiones multitudinarias y vistosas.
Este es un tiempo propicio para decirle al mexicano común: "Hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre" I Timoteo 2.5

LA TRINIDAD ES DE TODAS LAS RELIGIONES PAGANAS

jueves, 3 de abril de 2014

EL DIOS DE LA BIBLIA ES UNO, NO TRES

Apóstol Dr. Gabriel Sánchez Velázquez con su
hijo el Pastor Juan Daniel Alcántara Hernández.
"Gracia y paz del Señor Jesucristo"
Dentro de lo que el Señor está haciendo para que se cumpla la restauración del Cuerpo de Jesucristo; está la revelación de aspectos cada vez más trascendentes que están en la Palabra, pero que con el devenir de los siglos se perdieron.
Del mismo modo como Dios usó a Juan Hus para gritar "Volvamos a la Biblia" y fue quemado por el Concilio Romano de Constanza, y que Tomás Mentzer predicó el bautismo en agua para los creyentes (y no para bebes) y fue ahogado por protestantes y católicos en el mismo río donde hizo sus primeros bautismos; así también Juan Calvino quemó a Miguel de Cervet por poner en tela de juicio la doctrina babilónica de la trinidad.
FILADELFIA A LAS NACIONES consagra a la gloria de Dios este espacio para compartir la doctrina de la UNIDAD Y UNICIDAD DE DIOS. Queremos gritar a los cuatro vientos que EL DIOS DE LA BIBLIA ES UNIPERSONAL: "Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es." Deuteronomio 6.4
Sin embargo, como le dijo el Señor Jesús a Pedro: "No te lo reveló carne ni sangre"...el Nombre de Jesucristo viene por revelación de lo alto.
Así que, bienvenido a FILADELFIA A LAS NACIONES
EL DIOS DE LA BIBLIA SE HA REVELADO COMO UN DIOS UNIPERSONAL. EN APOCALÍPSIS 4.2 DICE: "Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado." Este es el final de la revelación de quién es Dios. EN LOS CIELOS HAY UN SOLO TRONO. (no tres) Y EN EL TRONO UNO SENTADO (No tres).
Si el Romanismo ha tergiversado todas las doctrinas fundamentales del Cristianismo, ¿qué garantía tenemos de que no haya desechado la doctrina bíblica de Dios para adoptar la doctrina babilónica de tres personas. Los babilonios tenían su trinidad: Semiramis, Tamuz y Nimrod. Esa misma trinidad entre los romanos se integraba de Seb, Isis, Horus.
La restauración más importante, es la restauración de la doctrina bíblica de Dios.
Un pastor muy reconocido en la ciudad de México vino a mi oficina a demostrarme que la doctrina de la trinidad está revelada desde Génesis. Abrimos Génesis 1.26 dice: "Entonces dijo Dios:" Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra."
Cuando vamos a la Biblia con prejuicios doctrinales, tenemos mayor dificultad de ver lo que ella dice.
Si la interpretación que se me dio de este versículo fuera correcto, la RELIGIÓN JUDÍA sería radicalmente TRINITARIA. (Nadie se atreverá a decir que con una revelación tan clara el pueblo de Israel ignorara "tan trascendental doctrina").
Sin embargo, Israel tiene la UNIDAD DE DIOS y la UNICIDAD DE DIOS como la columna vertebral de su doctrina de Dios.
Entonces, ¿ cómo resolver esta aparente contradicción?
Para mayor seguridad, decidí consultar a varios rabinos. ¿ cómo entienden Génesis 1.26? Su respuesta: En este pasaje Dios está hablando con ángeles y arcángeles que le adoran noche y día y le acompañan.
Oh! Solamente de este modo armoniza Génesis 1.26 con Apocalipsis 4.2, donde habla de UNO sentado en UN TRONO. Ya que en la Biblia no hay contradicciones

LA UNIDAD Y UNICIDAD DE DIOS EN EL EVANGELIO DE JUAN


Apóstol Dr. Gabriel Sánchez Velázquez con los pastores Allan Bey
García y César Guerrero Yáñez transmitiendo en vivo el programa
Buenas Noticias por la 1440 de AM de la ciudad de México.
De los cuatro Evangelios que tenemos en el Nuevo Testamento, por supuesto, el de Juan es el que de manera más tajante y categórica nos presenta el CONCEPTO TEOLÓGICO de la UNI PERSONALIDAD DE DIOS.
Veamos:
1)    EL PROLOGO. Juan 1.1 dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” Analicemos: “En el principio era el verbo” Porque el Verbo es Dios y es eterno, por eso él es en el principio, él es ahora y él es por la eternidad. Porque el el Verbo es el DIOS TODOPODEROSO, por eso en el principio era el verbo.
Notemos que hay un artículo en el sujeto, más no así en el predicado. Por tal razón la traducción de la última frase del versículo debe ser: “Y el verbo era Dios” de manera llana y categórica para el prólogo del Evangelio, el verbo es Dios. Todos aceptamos por lo general que el verbo se refiere a Jesucristo, y más leyendo los versículos siguientes del primer capítulo. Por lo tanto, la conclusión final es que Jesucristo era Dios. Que Jesucristo es Dios.
2)    Juan 14.8-9. Dice la Palabra:” Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?
 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? En la expresión del Señor Jesús “EL QUE ME HA VISTO A MÍ, HA VISTO AL PADRE” nos revela que Jesús es Dios, que Jesús es el Padre.
La petición de Felipe al decir: “Muéstranos al Padre” era una oportunidad de oro para que el Señor Jesús revelara la doctrina de que el Padre es una persona y el Hijo es otra persona. Pero la respuesta de Jesucristo anula por completo la pretensión de que el Padre es la primera persona, y el Hijo es la segunda persona.  (Los trinitarios dicen que EL PADRE es la primera, pero luego se contradicen afirmando que las tres personas de la trinidad son iguales)
Jesús dice: “EL QUE ME HA VISTO A MÍ, HA VISTO AL PADRE” ¡Qué respuesta tan inesperada! Más con el preámbulo:   “¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe?”
Quien ha visto a Jesús, ha visto al Padre. Aquí, el Señor Jesús, o ¿Afirma que Él es el Padre, y por lo tanto no hay dos personas (Padre e Hijo), o Jesús nunca quiso decir tal cosa y Constantino el Grande con su Concilio de Trento tienen razón?
3)    Juan 14.10 dice: “¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.” Si observas algunos de los cuadros católico romanos de la trinidad, encontrarás un señor anciano que es la primera persona de la trinidad y un señor joven que es la segunda persona de la trinidad y una palomita volando entre los dos que representa a la tercera persona de la trinidad.
Pero ahora veamos la declaración de Jesucristo: “EL PADRE QUE MORA EN MÍ” …¿Cómo puede el Padre morar dentro de Jesús. Sólo hay una razón bíblica, y esa es que EL PADRE Y EL ESPÍRITU SANTO son el mismo Dios, son el mismo ser y son la misma persona.
Además si pudiéramos establecer una traducción literal del versículo, tendríamos algo como esto: “¿No crees que yo en el Padre (estoy) y el Padre en mí está?”
4)    Juan 16.5-15 dice: “Pero ahora voy al que me envió; y ninguno de vosotros me pregunta: ¿A dónde vas? Antes, porque os he dicho estas cosas, tristeza ha llenado vuestro corazón.  Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.
 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.
 De pecado, por cuanto no creen en mí;  de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.
 Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar.
 Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.  El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber”.
Hay expresiones que cómo ésta: “Voy al que me envió”  con el prejuicio trinitario,  se dificulta. Pero en la Biblia no hay contradicción.
    La expresión de Juan 16.18 no puede ser menos importante que las expresiones en donde el Señor Jesús habla de Dios como de su Padre. No es que Haya un Dios en el cielo y otro en la tierra. Dios es UNO. Dios es omnipresente e inmutable. Pero cuando el Señor Jesús dice:           “ Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre.” Tenemos que entender que habla de sí mismo. Ya que sí Él actúa de mutuo propio y luego expresa que recibió el mandamiento de su Padre, y el Padre fuera otro y no él mismo, habría contradicción.
Pero en la Palabra hay armonía.
5)    Juan 17.11 dice: “Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.” Literalmente una misma cosa, una sola cosa. Aquí hay un artículo neutro como en Juan 10.30 donde dice: “Yo y el Padre uno somos.”
Amados hermanos: Lo que sabemos de Dios es una gota de agua, lo que no sabemos de Él, es el océano. Sabemos de Dios, lo que Él ha querido que sepamos. Bástenos saber lo que Él nos ha revelado en la Palabra.

sábado, 22 de marzo de 2014

SEIS RAZONES POR QUÉ ORAMOS EN LENGUAS


Apóstol Dr. Gabriel Sánchez Velázquez ministrando al
Obispo Fausto Cortés.
Versículo clave: “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo” Judas 20

Objetivo: Que cada discípulo pueda dar razón bíblica sólida del por qué orar en lenguas es asunto de suma importancia. Los siervos de Dios que oran en el Espíritu manifiestan mayor poder y obtienen más abundantes frutos para el reino de Dios. Ya que ha surgido una corriente de evangélicos que están dejando la doctrina de la Gracia y al volverse a la Ley Mosáica, mucho de lo que es el Bautismo en el Espíritu Santo y sus consecuencia gloriosa, les estorban. Entonces: Niegan la veracidad, vigencia y razón de ser de las lenguas.

INTRODUCCIÓN
LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU Y LA ORACIÓN CON EL ENTENDIMIENTO

Por la gracia de Dios, millones de cristianos evangélicos que cuando íbamos tras los ídolos mudos, rezábamos, al convertirnos al Evangelio, principiamos a orar. Esta fue una de nuestras más maravillosas experiencias. Hablar con nuestro Padre sin repetir como el perico algo que aprendimos.

Pero, cuando hemos recibido el bautismo en el Espíritu Santo entramos a una nueva dimensión en la oración.

Dice I Corintios 14.15: “¿Qué pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento. Cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento”

Aquí está la base bíblica para afirmar que un hijo de Dios puede y debe orar en dos canales: con el espíritu, es decir, orar en lenguas, y orar con el entendimiento; como lo hemos hecho desde que nos convertimos.

Al respecto, es importante establecer que Dios siempre tiene un orden. El cristiano debe orar primero en el espíritu y luego con el entendimiento.
En algunos grupos pentecostales se sustenta que para poder orar en el Espíritu, o con el espíritu; hay que entrar en una especie de calentamiento espiritual orando con el entendimiento y después ya puede orarse con el espíritu. La Biblia establece que es al revés. Además, cuando se principia orando con el entendimiento, hay la propensión de poco a poco dejar de orar con el espíritu.


LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU NOS DA REPOSO
Menuchah es el término hebreo que se traduce REPOSO. en Isaías 28. 11 dice: “Porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo”

Desde que recibí el bautismo en el Espíritu Santo, infinidad de veces he escuchado las mismas frases de rechazo a la manifestación de lenguas de mucha gente, que dice eso: “Que lenguas, ni que lenguas, parecen tartamudos tratando de hablar”  Es una correcta percepción de las lenguas. Así lo declara la misma Escritura.

Pero si leemos la primera parte de Isaías 28.12, dice: “A los cuales él dijo: Este es el reposo. Dad reposo al cansado…” Aquí concurre el término MENUCHAH, que significa lugar de descanso, lugar de quietud, lugar de consolación, lugar de paz.

Hemos tenido la experiencia hermosa de ir a un hospital para orar por ejemplo con personas enfermas del corazón, y al momento de orar en lenguas, los aparatos del hospital reflejan una sensible mejoría en el ritmo cardíaco; mejora  la palpitación del enfermo.

MENUCHAH se refiere también a la condición misma del reposo. MENUCHAH se deriva del verbo NUACH, que significa: descansar, calmar, asentarse, alivio.

En Génesis 5.29 dice: “Y llamó su nombre Noé, diciendo: este nos aliviará de nuestras obras, y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo”. Aquí vemos como los padres de Noé le pusieron ese nombre porque previeron que su vida fuera placentera. Y Noé viene del verbo NUACH.

Así que en Isaías 28.12, MENUCHAH implica gran alivio, paz y seguridad.

En la misma línea de pensamiento está el Salmo 23.2: “En lugares de delicados pastos me hará descansar, junto a aguas de reposo me pastoreará”. Así que por extensión, cuando tú oras en lenguas, entras al reposo de Dios, estás en el lugar de reposo, literalmente bebes de las aguas de reposo.

En Números 10.33 dice: “Así partieron del monte de Jehová, camino de tres días; y el arca del pacto fue delante de ellos camino de tres días, buscándoles lugar de reposo” En este pasaje también concurre el término MENUCHAH. Al respecto podemos decir que nosotros no buscamos un lugar de reposo, sino una comunión con Dios en oración donde tenemos reposo. Y cuando oramos en lenguas, ese reposo es real e intenso.

LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU NOS DA REFRIGERIO.
En el mismo versículo de Isaías 28.12 en la segunda parte nos dice: “…y este es el refrigerio; más no quisieron oír.”  Este pasaje termina diciendo: “Más no quisieron oír” y se refiere a los líderes que por su soberbia desoyeron la profecía de Isaías. La soberbia y la incredulidad conducen a una vida desértica, pero una vida de fe desemboca en un refrigerio para el alma y para todo nuestro ser.

Orar en el Espíritu es un refrigerio. Para cuantos hemos recibido el bautismo en el Espíritu santo y hemos tenido esa maravillosa de orar en lenguas, no hay discusión. Orar en lenguas es un recurso de amor de Dios hacia sus hijos para quienes Él ha provisto una vida de continuo banquete espiritual, de refrigerio sin límite.


LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU NOS EDIFICA.
Dios quiere ministrarnos y bendecirnos a través del Espíritu Santo. Dice I Corintios 14.2: “Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.”
No falta quien argumenta, que orar en lenguas tiene una actitud egoísta, porque dice la Palabra que quien ora en lenguas se edifica a sí mismo. Pero quien profetiza edifica a la iglesia. Entonces, es mejor profetizar.
Ambas cosas son necesarias. Para poder edificar a otros, hay que edificarnos antes a nosotros, porque para poder ministrar a otros hay que tener algo que darles. Y la mejor manera de ministrar con poder y eficacia a otros, es cuando lo hacemos después de habernos edificado nosotros y eso lo logramos orando en lenguas.
¿Quieres edificarte en el Espíritu Santo? Hazlo orando en lenguas. La oración debe fortalecer  y renovar el pacto con Dios. Dice Judas 20: “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo”

Hay dos expresiones equivalentes: Orar en el Espíritu (Judas 20) y “orar con el espíritu” (14.15). En el primer caso Espíritu es con mayúscula porque se refiere al Espíritu Santo, en el segundo espíritu es con minúscula porque se refiere el espíritu de cada uno  de nosotros. En el primer caso es en el Espíritu y en el segundo caso es con el espíritu. Pero se refiere a la misma acción de orar en el plano de lo sobrenatural.

LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU NOS GUÍA.
Con frecuencia, los cristianos nos encontramos en una verdadera encrucijada. ¿Qué hacer? ¿Qué camino tomar? ¿Qué es lo que nos conviene pedir? Es en esos momentos, cuando el Espíritu Santo  puede y quiere intervenir en nuestras vidas e interceder por nosotros, con “gemidos indecibles”. Cuando atravesemos por un momento así en nuestro caminar diario, tenemos  un recurso sobrenatural a nuestro  alcance y es orar en lenguas. Dice Romanos 8.26: “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.”

El pastor de una iglesia histórica me dijo: “Que desagradables ruidos producen los que dicen que oran en lenguas, son solo gemidos” Y le contesté: “Sí. Efectivamente, lo que usted me dice para descalificar lo sublime de esta experiencia es exactamente lo que la Biblia declara. El Espíritu intercede por nosotros con gemidos indecibles.

LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU ES CANAL DE REVELACIÓN.
Muchísimos cristianos que no han recibido el bautismo en el Espíritu Santo,  no tienen revelación de Dios en sus vidas. Solo saben de Dios lo que han aprendido de oídas. Pero cuando tú recibes el bautismo en el Espíritu Santo y principias a orar en otras lenguas, estableces un canal de revelación que de otro modo no se obtiene.

Dice I Cor. 14.2: “Porque el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios.”

¿Qué es un misterio? Es una verdad todavía no revelada. ¿Cuándo el misterio deja de ser misterio para el cristiano? Cuando recibe la revelación de esa verdad.

Todos cuantos oramos en lenguas hemos recibido de Dios instrucción sobrenatural de cosas que están en la Biblia, pero que muchos no entienden. Tú oras en lenguas, principias a decir misterios, y el Espíritu Santo permea esos misterios en tu espíritu mientras oras. Más tarde de tu espíritu pasan a tu mente, y de pronto, sabes cosas de Dios que nadie te ha enseñado.

Puedo asegurarte en la presencia de Dios que un 90% del contenido de este libro, lo recibí directamente del Señor mientras he orado en lenguas. Más tarde, de pronto voy a una librería y veo algunas cosas que sé porque el Señor me las ha enseñado, plasmadas en esos libros, o voy a un culto o conferencia y escucho la enseñanza de algún siervo de Dios y lo que escucho confirma, lo que ya el Señor me ha mostrado de manera personal y directa.

LA ORACIÓN EN EL ESPÍRITU ES UN RECURSO DE ADORACIÓN Y DE ALABANZA
En Juan 4.23-24 dice: “Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos
Cristianos orando en lenguas en la Comunidad Cristiana
Filadelfia de Misterios 576, Cd. de México.
adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.”

De ningún modo podremos afirmar que si un cristiano jamás a orado con el espíritu, que no ha adorado “en espíritu y en verdad”. No, afirmar eso, sería algo temerario.  Pero sí podemos afirmar que cuando entramos a la presencia de Dios orando con el espíritu, establecemos de inmediato un manto de unción, Entramos a un momento especial de adoración y alabanza.

Eso fue lo que les pasó a los 120 en el Aposento Alto. Mientras algunos incrédulos que llegaron a escucharlos hablar en otras lenguas se burlaban de ellos afirmando que estaban ebrios, quienes eran piadosos declararon que los 120 estaban alabando a Dios. Dice Hechos 2.11: “…cretenses y árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios” En el libro de los Salmos, “contar las maravillas de Dios, es alabarle.

Cuando oramos con el entendimiento, puede llegar un momento en que se nos agotan las palabras, pero si echamos mano de la oración en lenguas, tendremos un vasto recurso de adoración al Señor por tiempo indefinido. Cuando oramos en lenguas podemos hacerlo por mucho tiempo,

El Señor quiere que rindamos a El nuestra vida, le adoremos y cumplamos su voluntad por esta razón el recurso más viable para ser este tipo de adorador, se encuentra en la oración en el Espíritu.

viernes, 21 de marzo de 2014

¿ES VÁLIDO EL BAUTISMO CON FORMULA TRINITARIA?

El Profeta, Lic. Joel Obed Sánchez Castro, hijo menor del Appóstol
Dr. Gabriel Sánchez Velázquez, a unos días previos a su boda con
la Srita. Lic. Mary Carmen Olmedo.
A raíz de un blog que he intitulado, BAUTISMO EN EL NOMBRE DE JESÚS, he recibido un comentario que por su importancia me parece digno de una respuesta un tanto cuanto más amplia. El comentario dice así:
“Anónimo dijo...
Entonces es válido en El Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. O solo debe ser en el Nombre de Jesucristo?”
Con humildad, pero con la autoridad apostólica que Dios me ha dado y el respaldo de mis conocimientos teológicos, quiero responder en dos partes, a saber: 1) Validez. Y 2) Entendimiento.
De antemano, conocemos grupos radicales que sustentan que quien no se bautiza en el Nombre de Jesucristo, no puede ser salvo. Así opina la Iglesia Pentecostal Unida y la Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús. Más allá está un grupo cristiano pero con tendencias claramente sectarias como lo es La Iglesia de la Luz del Mundo que sustenta que quien será salvo debe ser bautizado en el Nombre de Jesucristo, pero solamente será válido dicho bautismo si lo realiza un pastor ordenado de ese grupo religioso.
Hablando de salvación, en una sana exégesis bíblica, no hay manera de sustentar que EL BAUTISMO ES ELEMENTO INDISPENSABLE PARA SALVACIÓN. El cuestionamiento sería: ¿SEREMOS SALVOS POR BAUTIZARNOS EN AGUA O POR CREER EN JESUCRISTO?
Obvio que quien verdaderamente cree en Jesucristo y tiene la oportunidad de bautizarse, va a desearlo hacer. Sin embargo tenemos claramente en el Evangelio el caso del ladrón arrepentido en la cruz a quien Jesús le dijo: “Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso”. (Lucas 23:43) 
Aquí las preguntas son: ¿Fue salvo o no este ladrón arrepentido? ¿Cómo pudo ser salvo si para salvarse necesitamos ser bautizados y él no pudo ser bautizado? Y de allí desprendemos que la salvación es por el sacrificio de Jesucristo y no por celebrar rito alguno.
Cuándo el carcelero de Filipos pregunto: “Señores ¿qué debo hacer, para ser salvo?” Pablo y Silas  le contestaron:” Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y SERÁS SALVO, tú y tu casa. “ (Hechos 16.3)
Así que somos salvos por creer en Jesucristo y no por hacer o dejar de hacer tal o cual cosa.
La validez del bautismo no está intrínsecamente en la fórmula o en la forma externa del bautismo. SINO EN QUE QUIEN SE BAUTIZA SEA CRISTIANO conforme a la Palabra.
¿Quién puede bautizarse?
 A) Quien ha decidió ser discípulo de Jesucristo de acuerdo a Mateo 28.19: “ Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Para que el bautismo sea válido primero debes decidir ser discípulo de Jesucristo después bautizarte.
B) Quien ha creído en el Evangelio es quien debe bautizarse: “El que CREYERE y fuere bautizado, será salvo; mas el que no CREYERE, será condenado.” (Marcos 16.16) Hechos 10:43 dice:” De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él CREYEREN, recibirán perdón de pecados por su nombre”  y Romanos 10:9 dice : “que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y CREYERES en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”.  Quien se ha arrepentido. H echos 2:38 afirma que: “Pedro les dijo: ARREPENTÍOS, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”. Hechos 3:19 ratifica:  “Así que, ARREPENTÍOS y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio
Así que la validez del bautismo en agua, no depende de la fórmula o forma, sino de la relación espiritual que ha establecido previamente un discípulo con Jesucristo a quien reconoce como su Salvador y Señor.
2) ENTENDIMIENTO.
El mismo Señor Jesús dijo en Mateo 13.23: “Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye la palabra y la entiende, y lleva fruto; y lleva uno a ciento, y otro a sesenta, y otro a treinta por uno.” Para dar un fruto óptimo en el reino de Dios, requerimos de un buen entendimiento. Mismo que viene del Señor.
En este contexto el bautismo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en este proceso de restauración de todas las cosas, es válido para quienes no han recibido la doctrina sana del Nuevo Testamento respecto de la fórmula del bautismo. No para los necios y contumaces que con u corazón rebelde se cierran a la Palabra.
¿Qué es lo que hay que entender?
Que el Padre es el Hijo. Dice Isaías 9.6: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, DIOS FUERTE, Padre Eterno, Príncipe de Paz.” Aquí el HIJO QUE NOS ES DADO es llamado PADRE ETERNO. Es llamado Padre porque es el padre. De manera que el Hijo y el son un solo Dios verdadero y no dos personas distintas.
Venir a un río y ser bautizado en el Nombre de Jesucristo,
es un privilegio para quienes hemos nacido de nuevo
Que El Espíritu Santo es Jesucristo. Dice I Corintios 3:17: “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay LIBERTAD.  Y dice Filipenses 2:10: “para que en el nombre de Jesús se doble toda RODILLA de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra”. ¿Entonces, quién es el Señor? ¿El Espíritu Santo o Jesucristo? ….Porque es claro de acuerdo a efesios 4.4 que SOLO TENEMOS UN SEÑOR. ¿Es el Espíritu Santo o es Jesucristo? La Biblia no se contradice. El Espíritu Santo y Jesucristo son el mismo Dios. Entonces lo que hay que entender es que el Padre es el Hijo y el Hijo es el Espíritu Santo. NO HAY TRES PERSONAS, ESE ES UN INVENTO SATÁNICO DE BABILONIA QUE CONSTANTINO EL GRANDE INTEGRÓ EN EL CREDO NICENO QUE EMITIÓ POR SER EMPERADOR PERO SIN SER CRISTIANO.
De manera que quien se bautiza basándose solamente en Mateo 28:19 que dice: “ Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” por ignorar Hechos 2.38 donde dice: “ Pedro les dijo: ARREPENTÍOS, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Debe ser visto y tratado por las iglesias cristianos evangélicas en proceso de restauración como alguien que está bautizado y su bautismo es válido.
De hecho: en la Comunidad Cristiana Filadelfia, jamás hemos pedido a un discípulo que llega con nosotros de otra congregación evangélica y que fue bautizado después de ser salvo, que se bautice en el Nombre de Jesucristo. Mantenemos comunión con el Cuerpo de Jesucristo. No somos una secta. Nuestra experiencia es que, muchos discípulos después  de entender la doctrina del Nuevo Testamento, aunque ya habían sido bautizados con la fórmula trinitaria, ellos piden ser bautizados en el Nombre de Jesucristo, y entonces es que los bautizamos.
Nunca olvidemos que estamos en proceso de restauración de todas las cosas, y los dogmatismos inflexibles no ayudan a recibir la revelación de Dios.

EL BAUTISMO EN AGUA EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO


Junto al bautisterio de la Comunidad Cristiana Filadelfia,
el Apóstol Dr. Gabriel Sánchez Velazquez y su hijo el futuro Apóstol
Gibbar Sánchez Vizcarra.
DEFINICIÓN ETIMOLÓGICA:
Bautismo se deriva del término griego, (egw baptizw)  EGO BAPTITZO, que significa, YO SUMERJO, o  YO TIÑO.  Así que bautizar es sumergir. Cuando el término se aplica a la fe cristiana, los nuevos convertidos,  son sumergidos en agua en el Nombre de Jesucristo con quien tienen una triple identificación.

SIGNIFICADO ESPIRITUAL DEL BAUTISMO:

Romanos 6.1-9 dice: “1 ¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde?
    2 En ninguna manera. Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?

    3 ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

    4 Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.(A)

    5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

    6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado.

    7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.

    8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;

    9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

    10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; más en cuanto vive, para Dios vive.

    11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro.

    12 No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;

    13 ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia.

    14 Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”

De acuerdo al pasaje anterior,  el bautismo en agua, es una identificación con Jesucristo en:
v Su muerte. Porque así como Jesucristo murió, el viejo hombre muere al pecado.
v Su sepultura. Jesús fue sepultado, y cuando uno muere también es sepultado. Aquí el que muere es el viejo hombre. La vida vieja. Por tanto la inmersión es la única forma válida para que el simbolismo sea pleno.
v Su resurrección. Así como Jesucristo resucitó de los muertos, cuando el creyente sale de las aguas, viene a una vida nueva en Jesucristo.

REQUISITOS PARA SER BAUTIZADOS:
Si nos preguntamos, ¿quién debe ser bautizado? La Escritura responde que deben hacerlo quienes:
v Han creído en el Evangelio. Marcos 16.16 dice: “El que creyere y fuere bautizado,  ese será salvo. Más el que no  creyere, ese será condenado.”
v Han decidido hacerse discípulos de Cristo. Discípulo, viene del término griego (mateteV)  MATETES. Que significa: Aprendiz, seguidor. Y tiene la connotación de alguien que quiere caminar con su maestro y llegar a ser como es el maestro. Dice Mateo 28.19: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.”
v Quienes se han arrepentido. Dice Hechos 2.38: “Pedro les dijo, arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para remisión de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo”,
Entonces, ¿quién debe bautizarse? Quienes tienen la capacidad de creer, hacerse discípulos y arrepentirse de sus pecados. Por lo anterior sabemos que de acuerdo con la Palabra, los bebés y niños pequeños NO DEBEN SER BAUTIZADOS.

FORMULA DEL BAUTISMO:
Por favor nota que dice la Biblia, EN EL NOMBRE, y no dice en los nombres. EN EL NOMBRE,   ES SINGULAR. Se refiere a un solo nombre.
Tú puedes notar que en Mateo 28.19-20 el Señor Jesucristo establece la ordenanza del bautismo en agua. Veamos: “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”
Pero en Hechos 2.38 está la ejecución de esa ordenanza: “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.”
He escuchado pastores que dicen: “Pedro pudo haber dicho lo que quiso, pero yo hago lo que dije el Señor Jesucristo. Pero entre lo que Jesucristo dijo y lo que Pedro dice: “Bautícese en EL NOMBRE DE JESUCRISTO”. No hay contradicción. Pedro obedeció perfectamente bien la orden del Señor Jesús.  No hay incoherencia, sino una perfecta concordancia. Pedro estaba acompañado de los 11 apóstoles y nadie dijo, “Pedro, te has equivocado”, o “Pedro no cambies la fórmula” Y es que Pedro y los otros once, entendían lo que lamentablemente muchos líderes todavía no entienden,   no han visto en la Palabra la fórmula, o aunque la vean, prefieren mantenerse en la tradición católico-romana. Pero es categórico que la Biblia nos enseña que todo lo que hagamos sea de palabra o de hecho, lo hagamos en el Nombre de Jesucristo.  Colosenses 3.17 dice: “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él”

Así que, en la Biblia no hay contradicciones, ni dos fórmulas para el bautismo en agua. Solamente hay una. Bautizarse en el Nombre del Señor Jesucristo. Todos los casos de bautismos en agua que el Libro de Los Hechos narra, fueron ministrados en el Nombre que es sobre todo Nombre. Y ahora, en estos tiempos de restauración, Dios nos ha traído a esta revelación de la importancia suprema del Nombre que es sobre todo nombre: JESUCRISTO.
El siguiente párrafo lo tomo con reservas de su información, porque no conozco la versión del Evangelio Hebreo de Mateo de Shem Tov, ni la traducción Kadosh Israelta Mesiánica de Diego Ascuce (2003) del blog: http://visiondeprofetas.blogspot.mx/
El Bautismo debe hacerse en el Nombre de Jesús (Ro. 6:1-6; Col. 2:12-13; Hch. 2:38; 8:14-17; 8:37,38; 10:43,48; 16:30-33; 19:4,5; 22:16; 1 Co. 611; Gl. 3:26,27; 1 Jn. 2:6,12; Col. 3:17) Mateo 28:19 que es el único versículo que ordena bautizar en el triple nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Evidentemente no pertenece a las escrituras originales. La versión del Evangelio Hebreo de Mateo de Shem Tov no nombra la fórmula trinitaria, y la traducción Kadosh Israelita Mesiánica de Diego Ascunce (2003) expresa el texto de la siguiente manera: Mateo 28:19 “Por lo tanto, vayan a hacer talmidim (discípulos) a gente de todas las naciones, dándoles la inmersión en mi Nombre.” El bautismo invocando los nombres “Padre, Hijo, y Espíritu Santo” no se usó en el tiempo apostólico ni en los primeros siglos de la Iglesia, sino que fue una interpretación posterior que vino juntamente con todas las demás doctrinas falsas fruto de la apostasía, y que fueron aceptadas y confirmadas por el Concilio de Nicea en el año 325, y el Concilio de Constantinopla en el año 381. Hay claras evidencias de que las palabras “del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo” en Mateo 28:19 fueron puestas en el evangelio de Mateo en un tiempo posterior a los cristianos primitivos, por lo menos, así lo establece Eusebio de Cesarea (265-339 dC), católico del tiempo del Concilio de Nicea (325).

jueves, 20 de marzo de 2014

DIOS ES UNO, NO TRES.


El Apóstol Dr. Gabriel Sánchez Velázquez, está aqui con su hijo
Ricardo González Zepeda a quien Dios sanó de cáncer en la mandibula,
un milagro portentoso del que siempre estaremos agradecidos con Dios.
Una noche de milagros, los padres de Ricardo le trajeron a
Filadelfia para la oración de fe. Y Dios obró con poder.
"Gracia y paz del Señor Jesucristo"
Dentro de lo que el Señor está haciendo para que se cumpla la restauración del Cuerpo de Jesucristo; está la revelación de aspectos cada vez más trascendentes que están en la Palabra, pero que con el devenir de los siglos se perdieron.
Del mismo modo como Dios usó a Juan Hus para gritar "Volvamos a la Biblia" y fue quemado por el Concilio Romano de Constanza, y que Tomás Mentzer predicó el bautismo en agua para los creyentes (y no para bebes) y fue ahogado por protestantes y católicos en el mismo río donde hizo sus primeros bautismos; así también Juan Calvino quemó a Miguel de Cervet por poner en tela de juicio la doctrina babilónica de la trinidad.
Todo cristiano sabe que el Apocalipsis es el libro final de la revelación de Dios. Después de este libro, no hay más revelación y los cristianos no necesitamos más. Ya que el propósito de la Biblia es mostrarnos el camino de la salvación eterna.
Y Apocalipsis 4:2 dice : “Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, UNO SENTADO”.
Además, Apocalipsis 14:14 asienta : “Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube UNO SENTADO semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda”.

Miles de pastores cristianos con la Biblia en la mano siguen defendiendo el dogma católico romano de la trinidad decretada por Constantino el Grande en el Concilio de Nisea y no son capaces de razonar: “Si en todas las doctrinas fundamentales del Cristianismo, la religión romana ha apostatado, mezclando la Palabra con prácticas babilónicas: ¿Cómo es posible que la doctrina de la trinidad, sea la sana doctrina respecto a Dios?

Eso equivaldría a sustentar que en todo lo fundamental, el  Romanismo se apartó de la verdad bíblica, pero en cuanto a la doctrina de Dios, el Romanismo ha sido fiel y verdadero para sostener la trinidad.
Amado hermano que peleas y te enojas por defender la trinidad, considera que en toda la Historia, jamás nadie a ha muerto o perseguido por defender la trinidad: pero son cientos de miles los que han sido quemados, torturados y desterrados por levantar el Nombre de Dios.
FILADELFIA A LAS NACIONES consagra a la gloria de Dios este espacio para compartir la doctrina de la UNIDAD Y UNICIDAD DE DIOS. Queremos gritar a los cuatro vientos que EL DIOS DE LA BIBLIA ES UNIPERSONAL: "Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es." Deuteronomio 6.4
Sin embargo, como le dijo el Señor Jesús a Pedro: "No te lo reveló carne ni sangre"...el Nombre de Jesucristo viene por revelación de lo alto.
Así que, bienvenido a FILADELFIA A LAS NACIONES
EL DIOS DE LA BIBLIA SE HA REVELADO COMO UN DIOS UNIPERSONAL. EN APOCALÍPSIS 4.2 DICE: "Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado." Este es el final de la revelación de quién es Dios. EN LOS CIELOS HAY UN SOLO TRONO. (no tres) Y EN EL TRONO UNO SENTADO (No tres).
Si el Romanismo ha tergiversado todas las doctrinas fundamentales del Cristianismo, ¿qué garantía tenemos de que no haya desechado la doctrina bíblica de Dios para adoptar la doctrina babilónica de tres personas. Los babilonios tenían su trinidad: Semiramis, Tamuz y Nimrod. Esa misma trinidad entre los romanos se integraba de Seb, Isis, Horus.
La restauración más importante, es la restauración de la doctrina bíblica de Dios.
Un pastor muy reconocido en la ciudad de México vino a mi oficina a demostrarme que la doctrina de la trinidad está revelada desde Génesis. Abrimos Génesis 1.26 dice: "Entonces dijo Dios:" Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra."
Cuando vamos a la Biblia con prejuicios doctrinales, tenemos mayor dificultad de ver lo que ella dice.
Si la interpretación que se me dio de este versículo fuera correcta, la RELIGIÓN JUDÍA sería radicalmente TRINITARIA. (Nadie se atreverá a decir que con una revelación tan clara el pueblo de Israel ignorara "tan trascendental doctrina").
Sin embargo, Israel tiene la UNIDAD DE DIOS y la UNICIDAD DE DIOS como la columna vertebral de su doctrina de Dios.
Entonces, ¿ cómo resolver esta aparente contradicción?
Para mayor seguridad, decidí consultar a varios rabinos. ¿ cómo entienden Génesis 1.26? Su respuesta: En este pasaje Dios está hablando con ángeles y arcángeles que le adoran noche y día y le acompañan.
Oh! Solamente de este modo armoniza Génesis 1.26 con Apocalipsis 4.2, donde habla de UNO sentado en UN TRONO. Ya que en la Biblia no hay contradicciones